Se actualiza los domingos y miércoles (10:00 PM)...

sábado, 7 de febrero de 2009

Cirilo, el hombre pantera


Para Cirilo la vida no era tan fácil como se lo imaginaba de niño; sí, el tal Cirilo era inteligente, cortés y hasta guapo, pero daba la casualidad de que era una especie de fenómeno anormal de la naturaleza: resulta que nuestro buen amigo era una pantera antropomórfica en un mundo de humanos, y claro, todos se asombraban al ver a ese jaguar negro vistiendo, comiendo, caminando y hablando un perfecto español mexicano. Cirilo se encontraba en la gran ciudad de México, mientras los demás lo veían muy asombrados cuando un pordiosero se fijó en él y le dijo: -Detente engendro, error de la naturaleza y capricho de tu código genético, puedo detectar que eres un transformador, no, no de autos, ¡pendejo! Sé que eres un animal, y un humano, te invito a un café en la Condesa-.

El hombre-animal le lanzó una mirada asesina, cuando se acercó escuchó que aquel vagabundo murmuraba con desesperación a su hombro; Cirilo se detuvo un instante para escuchar con claridad lo que aquel sucio vagabundo murmuraba: -¡NO!, no le haremos daño a éste, parece ser una buena persona-. Cirilo le gritó: -¡¿QUE?!, ¡¿CON QUIEN DEMONIOS HABLAS?!-

El vagabundo sonrió: -Es mi amigo Piro y le gusta quemar cosas-; en ese momento Piro le gritó a Cirilo: -¡Corre! ¡Anda y busca un escondite en algún lugar seguro, ya que he oído que vienen tras de tí! Por favor yo me considero tu amigo por eso es que te digo esto-.


Cirilo corrió hacía una cueva que le hizo recordar su lado animal, en ella se encontró con un tesoro enorme a base de joyería de oro y piedras preciosas. Cargó el cofre en sus brazos, encendió una antorcha que se encontraba dentro del cofre y se adentró en la cueva. Sentía que las piedras murmuraban y también que las tinieblas lo observaba con curiosidad. Cuando la fatiga y el cansancio le impidieron seguir, se dejó caer, y de pronto ¡Oh sorpresa! Una luz al final de la cueva le llamaba para que la siguiera. Cirilo estaba confundido pues no sabía en donde se encontraba, siguió el camino hacia la luz, ahí guiándose con el ruido del exterior entre pajarillos cantando, murmullos de gente cuando se preguntó: - ¿Será cierto? ¡Entonces es verdad! He llegado al Bosque de Chapultepec-. Cirilo corrió hasta la piedra más alta para observar que realmente no era el Bosque de Chapultepec, sino el mirador de la Sierra Tarahumara. Caminando entre los turistas y los indígenas se encontró con **Lucerita-Asíntota** y le dijo: -Mira Cirilo, que usté está confundio' chico, ni es el Bosque de Chapultepec, ni es el mirado' de la Sierra Tarahumara, esto es algún lugar dentro de la imaginación de un escritor frustrao', vaya chico', pero aquí hacen buenos mamatones, si tiene cáncer hágase su mamatón y no me haga perder mi tiempo, quiero diagnostico chico...-.

Cirilo entonces, decidió regresar a la cueva, pues aquel lugar le resultaba sumamente repugnante; de pronto, encontró en la cueva a un simpático amigo llamado Soot´s, quien le dijo: -Marée lindo pues que haces niniooo, que se supone que eres? me jaaan asustas-. Cirilo asombrado con aquella especie, decidió conocerlo con mayor profundidad y le pidió: -¡Bájate los pantalones que te haré una colonoscopia!-. Soot's asustado por la palabrota hizo caso omiso de su petición y le propuso un macabro juego donde se conocerían, pero uno quedaría atrapado para siempre; Cirilo lo pensó un momento (realmente quería hacerle la colonoscopia), pero accedió a jugar el juego macabro. El pobre muchacho quería conocerlo. -Bueno pelutsó, está bien- bramó el Soot’s -¡Voy a hacer lo que me pides, pero cuidaditooo chiquitío conque me pase algo por que jaaay Dios miooo ninio te las vas a ver negras! Pero bueno, te enseñare de qué se trata el juego: primero tenemos que ir a un cenote acá cerca que se llama X’kekén, vamos a ir a comer poc chuc con “La Tía” y luego iremos a sembrar chiles habaneros mágicos; cuando terminemos nos lanzamos a Uxmal, pues en la Pirámide del Adivino nos está esperando alguien-.

Nadie hubiera pensado que era una trampa que Cirilo le estaba poniendo al Soot's al llevarlo allá, ya que la persona que los estaba esperando era el comisario, pues ya tenían muchos años buscando al temible Soot’s por asesinatos. El joven pantera, más que nada, lo hacía por la cuantiosa recompensa que ofrecían para que se vaya de shooping a Cancún ya que ese ha sido el sueño del pobre de Cirilo.


En la Pirámide, Soot’s dijo: -¿Por qué me traes aquí Cirilo, a quien venimos a ver?-, a lo que el jaguar le contestó: -Ah, es que tengo que pasar por unas cosas y recuerda que te dije que te traería a ver a alguien que tenía muchas ganas de verte-. Continúan caminando y ya llegando al destino sale el Comandante Matías: -Soot’s, cuánto tiempo he esperado para poder tenerte así frente a mi-. Soot's inmediatamente saca un arma y les dice que se queden quietos mientras el trata de escapar, pero no contaba con que un globalifóbico salido de la nada lo atacaría por confundirlo con un tipo importante del cual prefiero omitir su nombre; el globalifóbico lo empujo para que cayera de la Pirámide, pero casualmente era fecha de equinoccio y además un eclipse de sol atarantado decidió aparecer, y al estar alineados los planetas un agujero negro apareció y Soot’s fue absorbido por el hoyo, mientras pensaron que Cirilo había llegado a un acuerdo con el Soot's para recibir la recompensa y luego ayudarlo a escapar; Cirilo cayó preso, cosa que nunca en su vida se imaginó, pensó estar en un circo o en algún lugar para raros, pero ¡no! estaba PRESO, no lo podía creer, pero se tenía que resignar a vivir para siempre preso, a vivir de la risa de la gente, pues en ese momento se encontraba de gira por la Expo-Feria de Valladolid, donde justamente el 2 de febrero, el mero día, cayó un aguacero terrible que hizo que toda la gente se alborote buscando un lugar para refugiarse, entonces la jaula donde Cirilo se encontraba se fue para atrás ocasionando que la manija se rompiera y él saliera libre. Justo cuando el presidente municipal estaba dando el banderazo de clausura, Cirilo salió de la jaula donde se encontraba PRESO.

El corrió lo más rápido que pudo, para que no lo descubrieran; corrió tan rápido que ni cuenta se dieron de que había salido de la jaula. La lluvia paró y todo regreso a la normalidad, le tocaba el turno del tal hombre jaguar, de pronto el animador de la Feria lo anuncia: ¡Y con ustedes Cirilo, Cirilo el fenómeno anormal de la naturaleza!-, y toda la gente emocionada esperando a que salga y nada que salía, entonces lo fueron a buscar y descubrieron que Cirilo había escapado de su jaula. Dieron un anuncio al público que la Feria se había cancelado por problemas de los artistas del circo, y el presidente molesto dijo: -¡NO ESO NO PUEDE SER!, ¡cómo dejarán al publico plantado, con este cierre tan espectacular que ya se tenía preparado!-, entonces el Presidente decidió poner en marcha una brigada de captura de Cirilo, de donde cuatro hombres bien capacitados lo capturarían vivo o muerto.

Mientras tanto, Cirilo se encontraba en un siniestro bosque oscuro, donde solo escuchaba el crujir de los árboles y los gemidos de algunos animales, de pronto sintió como se sumergía en un líquido espeso y profundo; para su desgracia había caído en las garras de un pantano. Cirilo se movía desesperadamente sin embargo se hundía cada vez más; de pronto, para su mala suerte vio una gran serpiente junto a él, que lo vigilaba con sus grandes ojos amarillos; la serpiente se acercaba poco a poco, Cirilo estaba un poco nervioso ya que sabía lo que le podía ocurrir, cerró sus ojos y escuchó atrás de él una voz gruesa que le decía que él lo rescataría, al voltear a ver se dio cuenta nada más y nada menos de que era ARNOLDO SUAREZ NEGRETE, que había noqueado a la serpiente y lo había sacado del pantano y después ARNOLDO SUAREZ NEGRETE lo llevó a una aldea un poco cerca de aquí, le curó algunas heridas que este cabrón se había hecho ya que pus se creía emo y se hacía heridas para sentirse vivo, ¡pos como no era aceptado por la humanidad! Éste fue al grupo de Alcohólicos Anónimos, ¡¿Y saben quéee?! Y pos sí tomó terapias en lo que esto pasaba el tiempo.

Y cuando se dio cuenta de que todo esto realmente era un cuento sacado de la imaginación de gente sin ocupación mientras iniciaban los deberes escolares, fue y le dio una mordida a Pablo Cabañas para que dejara de hacer cuentos tumultuarios.
XD



Los escritores: Raisa Pérez, Alan Vélez, Alex Water Boy, Édgar Luna, Reyes Pérez, Lucerita Asíntota, Fabiola Esquitín, Willo, Nashielly Cruz, Samantha, Grupo Teatral "El Turix y La Horqueta", Fernando Romero y Yareli Ceballos (Mención Honorífica: Romano Ponce).


1 comentario:

Italodisco dijo...

Nice blog! Keep up the good work. 80s mania team.